Conocí unos ojos profundos e inmensos
como el mar, por Dios ¡juro!
Los más hermosos soñadores...
con ansias de amar.

Ojos que reflejan en su mirar
la ansiedad de compartir.
Aquel despertar de las caricias
las ósculas sentir.

Conocí unos ojos que desean felicidad
quieren soñar, volver a despertar.
Compartir las horas
en la intimidad
y encontrar a alguien
que de verdad sepa amar

conocí unos ojos
que no podré olvidar
porque inducen al amor
hay ternura en su mirar
y hasta el más duro corazón
de pasión hace vibrar.

Esos ojos para mí quiero tener;
besarlos con pasión
con exquisita locura
hacerlos míos y con ellos a su divino ser
para que unidos un día
se pegue a mi piel
mi sangre sienta hervir,
aprenda que es el amor
y se deleite con pasión.

Anónimo